町田市、花と緑を大切にしましょう。

 

     Tokio, 30 de junio 2012 L. Rabasco    

El lema de la ciudad de Machida reza algo así como “Demos la importancia a la naturaleza”. Solo hay que darse una vuelta por la ciudad para comprobar de inmediato que este eslogan no se corresponde con la realidad. La consejería de urbanismo de esta ciudad no parece tener reparos a la hora de conceder licencias de construccion en areas de un gran valor ecológico. Levantan elevados bloques de edificios en espacios donde hasta hace poco anidaban las rapaces. Arrancan arboledas para levantar viviendas unifamiliares.

El desplazamiento de familias a raiz del terremoto en Tohoku, ha convertido a la parte sur de Tokio en una fuente de oportunidades para especuladores e inmobiliarias.

Narusedai

(Naruse-dai, Machida-shi) 2011 before

 

nogreen

(Naruse-dai, Machida-shi) 2012 after

El ayuntamiento de Machida, que por cierto, inauguró un nuevo y esplendido edificio el 17 de julio, tiene responsabilidad sobre esto. ¿Quién se está beneficiando de todo este desmán?. Lamentablemente, cada vez se ven menos árboles en la ciudad. Los pájaros lo saben, y nosotros también.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements