Región (sísmica) de Levante

20121023 L. Rabasco

El Sistema Bético es la región ibérica de mayor actividad sísmica reciente. La provincia de Granada así como la vertiente oriental en las provincias de Murcia y Alicante, han sufrido en repetidas ocasiones los embates de sismos de magnitud considerable. En la memoria de todos está el terremoto del 11 de mayo de 2011 en la localidad de Lorca. Pero en este artículo quisiera recordar otro terremoto de importancia por su extensión y el grave daño que ocasionó. De pequeño solía escuchar a mi padre hablar sobre “las barraquicas”, unas ligeras construcciones de caña y de barro, que según contaba, sirvieron en tiempos pasados para resguardar a los habitantes tras la perdida de sus casas por la ocurrencia de terremotos en aquel lugar. Me refiero concretamente a la población de Rojales, al sur de la provincia de Alicante, en plena Vega Baja del río Segura. Mi padre recordaba que de pequeño, uno de esos temblores hizo que la población buscara refugio y pasara la noche en las zonas abiertas del campo. Un siglo antes, entre los años 1820 y 1830 la comarca experimentó una inusitada actividad sísmica que desencadenó a las 18:15 horas del 21 de marzo de 1829, uno de los mayores sismos acontecidos en España. Su magnitud se fijó en 6,6 grados de la escala Richter con epicentro en Benejúzar, Rojales y Torrevieja. Los daños personales se calcularon en 389 victimas mortales y 209 heridos. Los daños materiales en viviendas superaron las 2000 totalmente destruidas. Se vieron afectadas un gran número de poblaciones en toda la comarca de la Vega Baja.

La prevención de castástrofes naturales depende en gran medida de la actitud de la población, la preparación de planes de emergencia de protección civil y el cumplimiento de las normativas de construcción en áreas de riesgo.

Advertisements